como perder peso rapido

Como Bajar De Peso Rapido: Una Guía Fácil

¿ Como bajar de peso rapido ? es una pregunta que talvez muchas personas nos hemos preguntado numerosas veces y no es facil la respueta, especialment en nuestra cultura comer sano significa comer más, mantener el peso ideal puede ser complicado y  perder peso puede convertirse en la experiencia mas difícil que le toque vivir,  Si usted ha intentado con infinitas dietas sin resultados positivos, definitivamente algo no está bien,  algunas dietas no funcionan en absoluto, y otras no funcionan para todos los organismos, lo que nos lleva a preguntarnos ¿Cómo bajar esos kilos de mas? No hay una solución fácil para perder peso, pero podemos desarrollar una relación más saludable con los alimentos, contrarrestar la ansiedad que nos conduce a comer en exceso, y lograr un éxito duradero de pérdida de peso.

perderpeso-motivacionDiferentes puntos de vista de éxito, la pérdida de peso saludable

Hay innumerables autores que Recomiendan todo tipo de  dietas, todas pretenden tener la repuesta a la perdida efectiva de peso, algunos afirman que la clave es comer menos y hacer más ejercicio, otros que la dieta baja en grasa es la única manera de lograr el éxito, mientras que otros prescriben la reducción de carbohidratos, ante tantos puntos de vista,  ¿A quién debemos  creer?

La verdad es que no hay una solución única para la pérdida de peso saludable permanente. Lo que funciona para una persona puede no funcionar para usted, ya que nuestros cuerpos responden de manera diferente a diferentes alimentos, dependiendo de la genética y otros factores de salud. Para encontrar el método de pérdida de peso que se adapta a su organismo probablemente tomará tiempo y requiere de paciencia, compromiso, es un proceso de experimentación con diferentes alimentos, dietas y una rutina adecuada de ejercicios.

como perder peso rapido¿ Como bajar de peso rapido sin Dieta y Ejercicio ?

La clave está en las calorías que consumimos diariamente! Algunos expertos creen que el manejo exitoso de su peso se reduce a una simple ecuación: Si usted come menos calorías de las que quema, pierde peso. Suena fácil, ¿verdad? Entonces, ¿por qué perder peso es tan difícil?

La pérdida de peso no es un evento lineal en el tiempo. Cuando se reducen las calorías, puede bajar de peso durante las primeras semanas, y las siguientes semanas comiendo el mismo número de calorías, quizá pierda menos peso o no pierda nada. Eso es porque cuando pierde peso está perdiendo agua y tejido magro así como grasa, su metabolismo se ralentiza, y su cuerpo cambia de otras maneras. Por lo tanto, con el fin de seguir bajando de peso cada semana, es necesario seguir cortando calorías.

Una caloría no siempre es una caloría. Comer 100 calorías de jarabe de maíz de alta fructosa, por ejemplo, puede tener un efecto diferente en su cuerpo que comer 100 calorías de brócoli. El truco para la pérdida de peso sostenida es remover los alimentos que están llenos de calorías, pero no te hacen sentir lleno (como el caramelo) y reemplazarlos con alimentos que te llenan sin ser cargado con calorías (como las verduras).

Muchos de nosotros no siempre comemos simplemente para satisfacer el hambre. También recurrir a la comida para la comodidad o para aliviar el estrés, que puede descarrilar cualquier esfuerzo de pérdida de peso antes de comenzar.

perder-pesoDieta baja en carbohidratos.

Otra  forma diferente de ver la pérdida de peso identifica el problema como no uno de consumir demasiadas calorías, sino más bien la forma en que el cuerpo acumula grasa después de consumir carbohidratos, en particular el papel de la hormona insulina. Cuando usted come una comida, los carbohidratos de la comida entran en su torrente sanguíneo como glucosa. Con el fin de mantener sus niveles de azúcar en la sangre bajo control, su cuerpo siempre quema de esta glucosa antes de quemar la grasa de una comida.

Si come una comida rica en carbohidratos, su cuerpo libera insulina para ayudar con la afluencia de toda esta glucosa en la sangre. Además de regular los niveles de azúcar en la sangre, la insulina hace dos cosas: Evita que sus células grasas liberen grasa para que el cuerpo se queme como combustible (porque su prioridad es quemar la glucosa) y crea más células de grasa para almacenar todo lo que su cuerpo  no puede quemar. El resultado es que usted gana peso y su cuerpo ahora requiere más combustible para quemar, por lo que necesita comer más. Dado que la insulina sólo quema carbohidratos, anhelan carbohidratos y así comienza un círculo vicioso de consumir carbohidratos y ganar peso. Para perder peso, es necesario romper este ciclo mediante la reducción de carbohidratos.

Controlar la alimentación emocional

No siempre comemos simplemente para satisfacer el hambre. Con demasiada frecuencia, comemos cuando estamos estresados o ansiosos, lo que puede arruinar cualquier dieta y sumarnos unas cuantas libras. ¿Come cuando está preocupado, aburrido o solo? ¿Usted merienda delante de la TV al final de un día estresante? Reconocer sus desencadenantes de comer emocional puede hacer toda la diferencia en sus esfuerzos de pérdida de peso. Si come cuando está:

Estresado – encuentre maneras más sanas de calmarse. Pruebe el yoga, la meditación o el remojo en un baño caliente.

Deprimido –  Trate de caminar por su urbanización o área deportiva de su localidad, escuche música  o tome una siesta corta.

Solitario o aburrido – llegar a otros en lugar de llegar a la nevera. Llame a un amigo que le haga reír, lleve a su perro a dar un paseo, o vaya a la biblioteca, al centro comercial o al parque – en cualquier lugar hay gente.

mantenerse motivadoMantenerse motivado

La pérdida de peso permanente requiere hacer cambios saludables a su estilo de vida y opciones de alimentos. Estos consejos pueden ayudarle a mantenerse motivado:

Encuentre una sección animadora. El apoyo social significa mucho. Programas para pérdida de peso, estos utilizan el apoyo del grupo para apoyar la pérdida de peso y la alimentación saludable durante toda la vida. Busque apoyo, ya sea en la familia, amigos o un grupo de apoyo, para obtener el estímulo que necesita.

Con paciencia y constancia se gana la carreraBajar de peso rapido puede se contra producente si es demasiado rápido puede tener un efecto en su mente y cuerpo, haciendo que se sienta lento,  y enfermo. El objetivo es perder una o dos libras a la semana por lo que está perdiendo grasa en lugar de agua y músculo.

Establezca metas para mantenerlo motivado. Los objetivos a corto plazo, como querer encajar en un bikini para el verano, por lo general no funcionan tan bien como querer sentirse más seguros o ser más sanos por el bien de sus hijos. Cuando la tentación golpee, concentrarse en los beneficios que obtendrá de ser más saludable.

Use herramientas para rastrear su progreso. Las aplicaciones para teléfonos inteligentes, los rastreadores de fitness o simplemente mantener un diario pueden ayudarle a realizar un seguimiento de los alimentos que consume, las calorías que quema y el peso que pierde. Ver los resultados en blanco y negro puede ayudarle a mantenerse motivado.

Dormir bastante. La falta de sueño estimula el apetito para que quiera más comida de lo normal; Al mismo tiempo, te impide sentirte satisfecho, haciendo que quieras seguir comiendo. La privación del sueño también puede afectar su motivación, así que trate de obtener unas ocho horas de sueño de calidad por noche.

pan con legheReducir el azúcar y los carbohidratos refinados

Independientemente de si usted está específicamente apuntando a recortar carbohidratos, la mayoría de nosotros consumimos mucho más azúcar y carbohidratos refinados de lo que es saludable. Eliminar dulces y postres es sólo una parte de la solución, sin embargo. El azúcar está escondido en alimentos tan diversos como pan, sopas y verduras enlatadas, salsa de pasta, margarina y muchos alimentos etiquetados como “bajos en grasa” o “sin grasa”. Todo este azúcar oculto equivale a un montón de calorías vacías.

Opte por los productos bajos en azúcar y use ingredientes frescos o congelados en lugar de conservas siempre que sea posible.

Las bebidas no alcohólicas (incluyendo refrescos, bebidas energéticas, batidos y bebidas de café) son una de las mayores fuentes de azúcar escondida. Una lata de refresco o un batido medio puede contener entre 10-12 cucharaditas de azúcar añadido.

Cambiar a soda de dieta no es la respuesta, ya que puede desencadenar antojos de azúcar y contribuye al aumento de peso. En su lugar, intente cambiar a agua carbonatada con un chorrito de jugo o té helado sin azúcar.

Al reducir lentamente el azúcar en su dieta, le dará a su paladar tiempo para ajustar y ser capaz de destetarse de la antojo de dulces.

Para evitar picos poco saludables en el azúcar en la sangre, evite los carbohidratos refinados como el pan blanco, arroz blanco o pasta, y optar por sus contrapartes de grano entero en su lugar.

Menos azúcar puede significar una cintura más delgada

Una gran cantidad de grasa abdominal rodea los órganos abdominales y el hígado, y está estrechamente vinculado a la resistencia a la insulina y la diabetes. Las calorías obtenidas a partir de fructosa (que se encuentran en bebidas azucaradas como soda y alimentos procesados como donuts, muffns y dulces) son más propensas a agregar a esta grasa peligrosa alrededor de su vientre. Reducir los alimentos azucarados puede significar una cintura más delgada, así como un menor riesgo de enfermedad.

La idea no es dejar de consumir grasas, es bajar las grasas malas.

Camine por cualquier pasillo de supermercado y será bombardeado con bocadillos bajos en grasa o sin grasa, lácteos y comidas envasadas. Pero mientras nuestras opciones de bajo contenido de grasa han explotado, también lo han hecho las tasas de obesidad. Claramente, los alimentos bajos en grasa no están cumpliendo con sus promesas de pérdida de peso.

Parte del problema es que muchos de nosotros hemos intercambiado grasas lácteas y animales por las calorías vacías de carbohidratos refinados y azúcar. En lugar de comer yogur entero, por ejemplo, estamos comiendo versiones bajas o sin grasa que están llenas de azúcar para compensar la pérdida de sabor.

 grasa saturada para ala francesaLa grasa saturada

Organizaciones prominentes como la Asociación Americana del Corazón mantienen que comer grasas saturadas de cualquier fuente aumenta el riesgo de enfermedades del corazón. Sin embargo, hay pruebas que sugieren que no todas las grasas saturadas son las mismas. Los estudios demuestran que el consumo de leche entera de leche es en realidad vinculado a menos grasa corporal y menores niveles de obesidad. Esto puede deberse a que los productos lácteos de grasa completa le hacen sentir satisfecho durante más tiempo, lo que le ayuda a comer menos en general.

Agregar un poco de grasa sabrosa, como la mantequilla, a un plato de verduras, por ejemplo, puede hacer más fácil comer alimentos saludables y mejorar la calidad general de su dieta. Mientras que algunas personas serían prudentes para limitar la cantidad de grasa saturada que consumen, otros pueden encontrar que disfrutar de fuentes saludables de grasas saturadas.  Algunos nutricionistas también advierten contra el intercambio de mantequilla o manteca de cerdo, y los aceites vegetales fabricados industrialmente debido a los colores dañinos y solventes utilizados en el procesamiento.

frutas verduras y fibraComa más frutas, verduras y fibra

Incluso si estás cortando calorías, eso no significa necesariamente que tienes que comer menos comida. Alimentos con alto contenido de fibra son más altos en volumen y toman más tiempo para digerir, lo que los llena y es ideal para bajar de peso.

Frutas y verduras – Disfrute de frutas enteras a través del arco iris (fresas, manzanas, naranjas, bayas, ciruelas), ensaladas frondosas y verduras verdes de todo tipo.

Frijoles – Agregue los frijoles de cualquier tipo (frijoles negros, lentejas, guisantes partidos, frijoles pintos, garbanzos) a las sopas, ensaladas y entrantes, o disfrute de ellos como un plato principal.

Granos enteros –  cereales de alta fibra, harina de avena, arroz integral y pan multigrano.

Más fácil que contar calorías

Contar calorías puede convertirse rápidamente en algo tedioso, pero usted no necesita un grado de contabilidad para disfrutar de frutas y hortalizas frescas. En general, está bien comer tanto como desee: se sentirá lleno antes de que lo haya exagerado en las calorías.

Coma verduras crudas o al vapor,  condimente con hierbas y especias o un poco de aceite de oliva o mantequilla para el sabor.

Agregue nueces y queso a las ensaladas y use aderezos para ensaladas saludables, como el aceite de oliva.

Agregue la fruta a los cereales bajos de azúcar, arándanos, fresas, plátanos rebanados. Todavía disfrutarás de mucha dulzura, pero con menos calorías, menos azúcar y más fibra.

Prepara sándwiches más saludables agregando opciones sanas de verduras como lechuga, tomates, brotes, pepinos y aguacate.

Añadir más verduras a sus platos principales favoritos para hacer su plato más sustancial.

Comience su comida con ensalada o sopa para ayudar a llenar para que usted coma menos de su entrada.

Vivimos en un mundo acelerado donde comer se ha vuelto estúpido. Comemos en el estacionamiento, en nuestro escritorio mientras que estamos trabajando, y delante de la TV. El resultado es que consumimos mucho más de lo que necesitamos. Para practicar la comida “consciente”:

Preste atención mientras come. Coma lentamente, saboreando los olores y texturas de su comida. Si tu mente divaga, gentilmente vuelve tu atención a tu comida y cómo sabe.

Evite distracciones mientras come. Intente no comer mientras que trabaja, mirando la TV, o conduciendo. Es demasiado fácil comer demasiado.

Mezclar las cosas para centrarse en la experiencia de comer. Trate de usar palillos en lugar de un tenedor, o use sus utensilios con su mano no dominante.

Deje de comer antes de estar lleno. Toma tiempo para que la señal llegue a tu cerebro que ya has tenido suficiente. No se sienta obligado a limpiar siempre el plato.

control alimenticioTome el control de su entorno alimentario

Prepárese para el éxito tomando el control de su entorno alimentario: cuando usted come, cuánto come, y qué alimentos usted hace fácilmente disponible.

Cocine sus propias comidas. Cocinar las comidas en casa le permite controlar el tamaño de la porción y lo que va a la comida. El restaurante y los alimentos envasados generalmente contienen mucho más azúcar, grasa no saludable y calorías que los alimentos cocinados en casa, además de los tamaños de las porciones tienden a ser más grandes.

Sirve porciones más pequeñas. Utilice platos pequeños, cuencos y tazas para que sus porciones parezcan más grandes. No coma fuera de tazones grandes o directamente de los contenedores de alimentos, lo que hace difícil evaluar cuánto has comido.

Comer temprano. Los estudios sugieren que consumir más de sus calorías diarias en el desayuno y menos en la cena puede ayudarle a dejar caer más libras. Comer un desayuno más grande y saludable puede dar comienzo a su metabolismo, dejar de sentir hambre durante el día y darle más tiempo para quemar las calorías.

Comer sólo cuando usted está más activo y dar su digestión una larga pausa puede ayudar a perder peso.

Planifique sus comidas y aperitivos antes de tiempo. Usted puede crear su propia  porción snacks en bolsas de plástico o contenedores. Comer en un horario le ayudará a evitar comer cuando no está realmente hambriento.

No compre alimentos cuando tenga hambre. Crear una lista de compras y se adherirse a ella. Tenga especial cuidado de evitar comidas ligeras y de conveniencia.

Beba más agua. La sed a menudo puede confundirse con el hambre, por lo que por el agua potable puede evitar calorías adicionales.

Limite la cantidad de alimentos tentadores que tiene en casa. Si comparte una cocina con personas que no hacen dieta, almacene los alimentos indulgentes fuera de la vista.

crosfitMantente activo y haciendo ejercicio

La cantidad de ejercicio que ayuda a la pérdida de peso está abierto al debate, pero los beneficios van mucho más allá de la quema de calorías. El ejercicio puede aumentar su metabolismo y mejorar su perspectiva, y es algo que puede beneficiarse ahora mismo. Ir a caminar, estirarse, moverse y tendrá más energía y motivación para hacer frente a los otros pasos en su programa de pérdida de peso.

¿Falta de tiempo para un largo entrenamiento? La investigación muestra que una rutina de ejercicios  de 30 minutos es suficiente para complementar su dieta.

Recuerde: cualquier cosa es mejor que nada. Comience lentamente con pequeñas cantidades de actividad física cada día. Luego, a medida que empiece a perder peso y tenga más energía, le resultará más fácil hacerse más activo físicamente.

Encuentre ejercicio que disfrute. Trate de caminar con un amigo, bailar, hacer senderismo, andar en bicicleta, jugar Frisbee con un perro, disfrutar de un juego de baloncesto o jugar juegos de video basados en actividades con sus hijos, esta clase de ejercicios es de vital importancia a la hora de perder peso.